La vuelta al mundo en 8 maridajes (o cómo hacer un homenaje a Julio Verne)

 

¿Sabías que el 8 de febrero los fans de la literatura fantástica celebran el nacimiento de Julio Verne (1828-1905), seguramente el escritor más influyente de la historia en este género y para muchos el inventor de la ciencia ficción?

 

Seas o no un fan de la literatura fantástica hoy te proponemos 6 formas de celebrar uno de los genios de la literatura siguiendo el periplo que hizo a su personaje Phileas Fogg en su celebrada obra La vuelta al mundo en 80 días”.

 

 

 

Panzeroti con Clos Ancestral Negro

 

Para cruzar el Mediterráneo y llegar hasta Suez, Phileas Fogg irá de Londres a Brindisi, una encantadora ciudad italiana de la región de Puglia de donde son muy típicos los Panzerotti, ines crestas (empanadas) rellenas con salsa de tomate, jamón dulce y queso. Son muy fáciles de hacer y al final son como unos rollitos de pizza que proponemos maridar con un vino tinto con mucha fruta roja y poco tanino, y que además incorpora en su coupage una variedad prefiloxérica recuperada llamada Moneu. Un vino goludo y fácil de ver, vinificado en parte en ánfora, como hacían los romanos.

 

ECO

 

Falafel con cava

 

Para celebrar el paso por la ciudad egipcia de Suez y poder pasar del Mediterráneo al Mar Rojo uno de los platos más comunes y sencillos, el Falafel. Estas croquetas de garbanzos, que en Egipto también se hacen con puré de habas y reciben el nombre de ta amiyya maridan perfectamente con un espumoso, como todos los fritos, que con su buena acidez aligeran el lado más graso de éste tipos de cocción. ¿Te atreven a probarlo?

 

ECO
ECO
ECO

 

Pollo a la mantequilla con Jean Leon Viña Gigi Chardonnay

 

La travesía de la India, con el rescate de la joven Aouda que se convertirá en un nuevo personaje de la novela, es uno de los episodios más emocionantes y oscuros, con la recreación de la ceremonia sutty donde ella debía ser quemada viva en la pira funeraria de su difunto esposo.

Uno de los platos más conocidos de la gastronomía India, sabroso e incluso un punto opulento necesita de un vino blanco que respete a su vez esta opulencia y todos los aromas. Nada mejor que un buen chardonnay con una crianza en barricas de roble francés. ¿Sabías que el chardonnay de Jean Leon fue el primer vino de esta variedad fermentada en barricas de roble que se hizo en nuestro país?

 

-10%
ECO

 

 

Pato a la pekinesa con pinote noir La Masia

 

Es verdad que nuestros personajes no pasaron por Pekín en su travesía entre Hong-Kong y Shanghai, pero la delicadeza de este creps con tiras de pato largamente asado y lacado, con cebollas verdes, pepino fresco y su salsa hoisin nos transportan directamente a los palacios de la Ciudad Prohibida.

Con la cocina oriental por lo general pocos vinos tintos podemos recomendar (a evitar por lo general vinos tánicos y robustos), pero la delicadeza del pinot noir es una de las mejores opciones. El punto algo más maduro y con una acidez menos desgarradora, este vino de la costa norte californiana es una muy buena opción.

 

 

 

Sushi con Dopff Gewúrztraminer

 

Las aventuras chinas y japonesas de “La Vuelta al mundo en 80 días” ponen mucho al frente al personaje de Jean Passepartout, el criado francés de Phileas Fogg y que es el contrapunto perfecto a la flema británica del protagonista.

 

Por eso en el tradicional sushi japonés lo maridamos con su clásico “compañero” como es este vino de la región francesa de Alsacia y de la variedad aromática gewürztraminer. Fineza y delicados aromas florales y de fruta que con su fina acidez saben mitigar el efecto picante del wasabi sin enmascarar la combinación de arroz y pescado. Un clásico siempre ganador.

 

 

“SURF & TURF” con Ándica Carmenere

 

Mr. Fogg y su "tropa" llegan al continente americano por San Francisco. Aunque en aquella época el conocido barrio pescador de Fisherman's Warf todavía no existía le proponemos maridar uno de los platos de “mar y montaña” clásicos de Estados Unidos: el “Surf & Turf”. Originalmente es hijito de buey con una cola de langosta, pero también lo vemos con un buen bistec y gambas o cigalas. Todo a la brasa.

¿Qué vino puede maridar con la robustez de la carne y la delicadeza del marisco? Nosotros le proponemos un carmenère de Chile, mucho menos tánico que el francés, con más fruta roja y negra y un toque floral. De viñedos plantados en el Valle del Maule, uno de los valles centrales del país andino, es donde encontramos, quizás, uno de los mejores expresiones de esta variedad bordelesa, perdida durante muchos años.

 

 

 

Pastel de queso (estilo Nueva York) con Takaji Late Jarvest

 

El toque dulce de este “viaje” lo vamos a buscar en la costa este y último lugar antes de volver al punto de inicio de la aventura descrita por Julio Verne: Nueva York. ¿Quién no ha oído hablar de su famoso pastel de queso? Rico, cremoso y muy denso, siempre va acompañado de fruta roja compotada. Fresas, frambuesas, moras, cerezas... elija las que desee, juntas o en modo único.

Y para acompañar este postre os proponemos volver al “viejo mundo” con un vino dulce sublime: el Late Harvest de Royal Tokaji. Estas vendimias tardías han sustituido a los 3 y 4 Puttonios de estos vinos húngaros, conservando las variedades originales y su fina acidez que contrarresta la sensación de dulzura. Una buena forma de iniciarse en este tipo de vinos ya un precio tan equilibrado como el propio maridaje.

 

 

Un final muy... "Brintánico"

 

¿Qué bebían los gentlemanes ingleses en el club después de cenar? Quizás sí que algunos optaban por brandy o whiski escocés, pero la tradición era una copa de Oporto. Así que si desea imitar a Phileas Fogg en el selecto Reform Club nada mejor que terminar el viajes con una copa de Dow’s Port. Nosotros le proponemos un Tawny, envejecido en botas durante 10 años, que con sus notas de frutos secos le harán sentir como un verdadero miembro del exclusivo club inglés.

 

 

Texto: Sergi Castro