Vinos Gran Reserva

¿Qué es un vino Gran Reserva?

Los vinos gran reserva, los tintos por lo general, deben pasar un mínimo de 60 meses de maduración, con al menos 18 de ellos de estancia en barrica de madera. Se comercializan a partir del cuarto año.  

Para los Vinos blancos Gran Reserva y los Vinos rosados Reserva, el tiempo de maduración se reduce a los 48 meses como mínimo, con seis en barricas de madera y 42 más en botella. Un vino blanco o rosado Reserva se comercializa a partir del tercer año. 

Vinos destacados Gran Reserva

ECO
ECO
ECO
ECO
-10%
ECO
  • Características de los vinos gran reserva y cómo identificarlos

    Los Vinos Tintos Gran Reserva son vinos que, debido al paso del tiempo su color suele virar hacia el pardo-rojizo, aunque en algunos casos puedan mantener perfiles de vinos más jóvenes. En el aroma podemos encontrar tonos de frutas rojas, frutas confitadas, regaliz, cuero, vainilla y especias, entre otros.

    En boca, destaca la evolución de los taninos, que se han transformado en toques más suaves, no tan astringentes. Esto permite que el vino destaque de manera significativa a los platos que acompaña.

  • Cuándo consumir un Vino Gran Reserva

    El Vino Tinto Gran Reserva puede permanecer durante un tiempo de guarda de hasta 15 años sin que ello afecte negativamente en su punto óptimo de consumo.
  • Diferencias entre vinos reserva y vinos gran reserva

    Mientras el periodo de envejecimiento de los Vinos Reserva debe ser de 3 años, como mínimo, con al menos 12 meses en barrica, para la categoría de Vino Gran Reserva se dedican periodos de envejecimiento de unos cinco años (60 meses). De ellos, en la mayoría de las regiones españolas, al menos 18 meses deben transcurrir en barrica y el resto en botella. En el caso de los Vinos Rosados Gran Reserva y Vinos Blancos Gran Reserva se considerarán cuando pasen no menos de 48 meses envejeciendo, de los cuales 6 en barrica.