Maridajes perfectos: vinos tintos que transformarán tus barbacoas de verano en experiencias inolvidables

 

El verano nos invita a disfrutar del aire libre y de uno de los placeres más grandes de la temporada: las barbacoas. Las brasas encendidas y el ambiente distendido son el escenario perfecto para disfrutar de los mejores vinos tintos que complementan a la perfección cada bocado. Desde Petit Celler, destacamos especialmente la gama de vinos de la Familia Torres, que con su rica herencia y su compromiso con la calidad, aportan una esencia única a estos encuentros.

Para empezar, es fundamental entender que un buen maridaje depende tanto del tipo de carne como de la preparación y los condimentos utilizados. Los vinos tintos, con su rica variedad de cuerpo y taninos, son aliados perfectos de carnes rojas y sabores ahumados.

 

1. Para carnes rojas: Mas La Plana

Si en tu barbacoa el protagonista es un buen chuletón o unas costillas de ternera, necesitas un vino con cuerpo y estructura que pueda competir con la intensidad de estas carnes. El Mas La Plana, un emblemático Cabernet Sauvignon de Torres, es una elección acertada. Su paso por barrica le otorga un carácter robusto y notas de cacao que realzan el sabor de las carnes más jugosas y robustas.

 

 

2. Para aves y cerdo: Celeste Crianza

 

Cuando el menú incluye pollo o cerdo, los cuales son típicamente más suaves que la carne roja, un vino como Celeste Crianza se convierte en el compañero ideal. Este vino, con su equilibrio entre fruta y madera, ofrece una frescura que complementa las aves y la textura del cerdo, especialmente si se aderezan con hierbas y especias más ligeras.

 

 

3. Para embutidos: Gran Coronas

 

Los embutidos son un clásico en cualquier barbacoa y requieren de un vino que resalte sus especias y curación. Gran Coronas, con su mezcla de Tempranillo y Cabernet Sauvignon, aporta la complejidad necesaria para acompañar desde un chorizo especiado hasta una morcilla de cebolla, con su paleta de sabores que va desde frutas maduras hasta toques de vainilla y cuero.

 

 

4. Para verduras a la parrilla: Salmos

 

No hay que olvidar las verduras, que ganan un nuevo nivel de sabor cuando se asan en la parrilla. Para estos casos, Salmos, un vino con Denominación de Origen Priorat, es perfecto. Su carácter mineral y sus notas de frutas negras y especias son el contrapunto ideal para la dulzura natural de verduras como el pimiento, la berenjena o el calabacín.

 

 

5. Para postres: Atrium Merlot

 

Y para aquellos que no pueden resistirse a un dulce final, los postres a base de frutas como una brocheta de frutas a la brasa pueden maridarse con Atrium Merlot. Su carácter afrutado y suave armoniza con la dulzura de las frutas caramelizadas, cerrando la experiencia con un toque elegante y dulce.

 

ECO

 


6. Para una barbacoa de pescados: Grans Muralles

 

Aunque menos tradicional, una barbacoa de pescado ofrece una experiencia única. Para acompañarla, recomendamos el Grans Muralles, un vino que fusiona variedades autóctonas con una complejidad que realza los sabores del mar. El delicado equilibrio de este vino es perfecto para respetar la sutileza del pescado a la brasa, mientras que su cuerpo se mantiene firme frente a la intensidad de las brasas.

 

 

7. Para una combinación de sabores picantes: Perpetual

 

Si te atreves con sabores más audaces y salsas picantes, el Perpetual, un tinto con notas de frutas maduras y un fondo especiado, es la elección ideal. Su paso por barrica y su persistencia en boca lo hacen resistente ante los sabores más intensos, equilibrando el picante y aportando una redondez gratificante al paladar.

 

-10%

 

8. Para quesos y barbacoa vegetariana: Purgatori

 

Para los amantes del queso o para una barbacoa más vegetal, el Purgatori, con su mezcla de Cariñena, Garnacha y Syrah, ofrece un perfil aromático que va de la fruta negra a las notas balsámicas. Este vino es un compañero magnífico para quesos ahumados y platos vegetarianos ricos en umami, como champiñones o tofu a la parrilla.

 

 

Consejos para disfrutar al máximo

Para asegurarte de que los vinos muestren todo su potencial, es importante servirlos a la temperatura adecuada. Los tintos jóvenes deben servirse frescos, entre 14 y 16 grados, mientras que los más complejos y con cuerpo se aprecian mejor entre 16 y 18 grados. Además, no subestimes el poder de un buen decantador, que permite que el vino respire y desarrolle sus aromas antes de ser servido.

 

Finalmente, la experiencia

 

Una barbacoa de verano es más que la comida y la bebida; es una experiencia que se nutre de la compañía, el entorno y el momento. Los vinos de la Familia Torres, con su riqueza y variedad, ofrecen un repertorio amplio para que cada asado se convierta en un evento memorable. Desde Petit Celler, os animamos a experimentar con estos maridajes y descubrir cómo un buen vino puede transformar un simple encuentro en una celebración del gusto y la amistad.


Salud y felices barbacoas...